movimiento - terapeuta gestalt en madrid

¿Es la inercia la que me mueve o yo decido moverme?

Esta mañana desperté antes de que sonara la alarma y aunque mi mente se disparó pensando en todo lo que tenía que hacer en el día de hoy, elegí darme un tiempo para ver cómo estaba mi cuerpo, para sentir aquellas zonas más dormidas, ir abriendo los ojos poco a poco y notar por unos instantes cómo es despertarse, hacer movimientos lentos y percibir mi piel al tacto de las sábanas.